¿Por qué cuanto más intento dormir, menos duermo?

Es muy normal que cuando vamos a acostarnos con la intención de dormir, nos despejemos y nos cueste más. Y cuanto más lo intentamos, más nos cuesta dormir, hasta que al final podemos pasar horas dando vueltas en la cama y sin poder conciliar el sueño.

Tenemos que recordar que la mayor parte de los problemas de insomnio tienen el factor común del estrés. Y el estrés no es más que una respuesta a un futuro incierto, problemático o amenazador. El estrés genera un estado de alerta que es incompatible con el descanso. Por tanto, si queremos dormir, debemos abandonarnos, dejarnos llevar y no pensar en el futuro. De nada sirve forzarse a dormir porque al fin y al cabo es otra manera de estrés.

¿Qué hacer?

  1. Levántate y haz una actividad relajada como leer o ver la tele. De temática ligera y que nos evada de la situación.
  2. Si fuma, intente no fumar o por lo menos no lo haga de manera compulsiva. Tampoco tome café. Sí puedes tomar un vaso de leche.
  3. Si ve un reloj, dele la vuelta. Ver pasar las horas no va a solucionar el problema, sino todo lo contrario.
  4. Existen técnicas de relajación que puede utilizar. ENLACE RELAJACIÓN GUIADA.
  5. Se ha comprobado que estar en el ordenador hasta tarde perjudica el sueño.
  6. Es bueno levantarse pronto y hacer algo de ejercicio al día. Intenta que sea el cuerpo el que te pida dormir, no la costumbre. 

Trollface - Intentando dormir