Aromaterapia para dormir bien.

La aromaterapia utiliza aceites esenciales vegetales para conseguir efectos sobre nuestra belleza y la salud. Los productos químicos de los aceites esenciales penetran en nuestro cuerpo y producen ciertos cambios que ayudan a recuperarse o a prevenir enfermedades, además de poder actuar sobre nuestro estado de ánimo, pudiendo relajarnos, apaciguar nuestra mente y conseguir un efecto sedante.


Los principales aromas utilizados para tratar el insomnio son:


Benjuí: Con un efecto efecto sedante y relajante. Totalmente antiestres. Además de ayudar a limpiar bronquios y respirar más profundamente.

Jazmín: tonifica los nervios cansados y ayuda a respirar, relajante y sedante.

Lavanda: Calma los nervios y la digestión, es antidepresivo, alivia el dolor y reduce la presión sanguínea.

Manzanilla y manzanilla dulce: reduce la ansiedad y favorece el sueño. Beneficiosa para niños pequeños.

Mejorana dulce: si no puedes dormir a causa de resfriados, catarros, y dolores de cabeza o musculares.

Melisa: muy efectivo en casos de insomnio o tensión nerviosa, tonifica los nervios y mejora nuestro estado de ánimo.

Neroli o naranjo amargo: Muy relajante.

Rosa: este aceite no solo es efectivo para el insomnio, también es beneficioso para la pérdida de apetito sexual (posiblemente el mejor relajante).

Sándalo: Utilizado desde la antiguedad ayuda a relajar los nervios y estados ansiosos. Antidepresivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada