La meditación y el insomnio.


Hay varios estudios que afirman que una manera eficaz y económica de curar o eliminar el insomnio (o por lo menos reducirlo) es meditando.
Cuando uno medita primero debe relajarse profundamente. Debe aliviar todas las tensiones del cuerpo. Las acumuladas durante el día o los días.
Una vez relajados físicamente, debemos empezar a trabajar mentalmente. Para ello existen varios métodos de meditación.
Desde contar hacia atrás, centrarse en las respiraciones, en un punto o en los pensamientos.
Así se consigue reducir la sobreexcitación producida por las tensiones de la vida moderna.
Lo idoneo para ello es practicarlo por la mañana y antes de irse a dormir, y antes de ello realizar ejercicios de Yoga para eliminar la tensión corporal y desbloquear músculos tensionados (facilitando la relajación física). Además, al realizar ejercicios de Yoga, nos deberemos centrar en estos, dejando las tensiones apartadas.