El azúcar y el insomnio.


Nunca debes comer azucar una hora antes de irte a dormir.

Comer mucho azúcar afectará a tu ciclo del sueño, porque disparará tus niveles de insulina para arriba y para abajo. Un bajón de azúcar también te hace más gruñón; te sentirás mucho mejor y dormirás mejor también si sencillamente evitas tomar mucho azúcar.

¿Y porqué?

Las pequeñas moléculas de azúcar se vierten rápidamente en la sangre en forma de glucosa.
La llegada del azúcar se produce masivamente, como un torrente que estimula una fuerte rápida producción de insulina por el páncreas (pico de insulina).
La cantidad de insulina circulando por la sangre es entonces demasiado grande. Su nivel se hace muy alto. El azúcar es rápidamente almacenada y quemada, pero la acción de la insulina es demasiado eficaz y el nivel de azúcar en la sangre desciende por debajo del normal: es el estado de hipoglucemia.
Este estado se caracteriza por síntomas bien conocidos como el “bajón” de las 11 Hs.: fatiga, depresión, falta de concentración, que pueden acarrear accidentes de trabajo o de la circulación.


¿Cuanto dormimos los humanos?

¿Cuanto duermen las personas?

Pues dormimos las mismas horas que un conejo o un cerdo. Menos que un chimpancé y 4 veces más al día que un caballo... y la mitad que un búho que siempre esta despierto por la noche.
Este es un cuadro de Wikipedia donde pone la cantidad de horas que duerme cada animal en un día.



Aunque creo que si hicieran algo más interesante en la tele o no tuvieramos que madrugar para ir a trabajar, dormiríamos igual o más que los chimpancés... Al fin y al cabo ellos duermen en árboles y nosotros en colchones.

Infusiones y tisanas relajantes.


Infusiones y tisanas relajantes.

Infusión de tila
La infusión de tila (o de flores de tilo), ayuda no sólo a relajar y a calmarnos, sino a disminuir incluso la acidez en el estómago, por lo que es una infusión recomendada incluso a personas con acidez y digestiones pesadas.
Se deberá sumergir en agua hirviendo las flores de tilo, apagar el fuego, y dejarla reposar durante aproximadamente dos o tres minutos.

Infusión de melisa
Como ya hemos visto en otras ocasiones, la melisa ayuda mucho a relajarnos, ya que cuenta con un efecto sedante que se consigue gracias a sus aceites esenciales, que se desprenden en seguida al entrar la planta en contacto con el agua hirviendo.
Cuando el agua rompa a hervir, deberá añadirse las plantas, apagar el fuego, y dejarlas reposar durante unos cinco minutos.

Infusión de pasiflora
En otros momentos también nos hemos hecho eco sobre la pasiflora, conociendo que es una planta que igualmente ayuda a la hora de relajarnos, e incluso puede ser muy útil para aquellas personas que padecen de insomnio, por lo que es recomendable tomarla antes de ir a dormir, para descansar bien.
Se deberá añadir la pasiflora al agua recién hervida, tapándola y dejándola reposar durante algunos minutos, aproximadamente cinco.

Infusión de espino albar
El espino albar también puede ser muy bueno contra los nervios, siendo ideal –por ejemplo- en personas nerviosas o muy nerviosas.
Se prepara dejando hervir el agua, apagando el fuego, y añadiendo seguidamente las flores de espino albar.

Para leer más, pichar aquí: Naturalternativa.

Un baño caliente.


Tomar un baño caliente es una forma muy buena de relajar todos los músculos de su cuerpo y por tanto su mente. Es importante que el agua no esté demasiado caliente - no queremos que su cuerpo se agote, sino que se relaje en un baño de agua templado que ayude a relajarse.

Puede utilizar sales de baños especiales para la relajación. Las sales de lavanda son los mejores ya que esta tiene propiedades relajantes, representan un remedio natural contra el estrés y además ayuda a eliminar las toxinas de su cuerpo. Si quiere, ponga música clásica, chill out, relajante, etc y/o encienda unas velas para que el ambiente acompaña su deseo de relajación.

Tomate ese baño como el final del día, un momento para ti, en el que no debes preocuparte de las actividades que debes hacer... concéntrate en la música o en el agua. Verás que bien duermes.

Relájate para conseguir un sueño profundo.


Ayuda a relajarse paso a paso para conseguir un sueño profundo:

Para empezar colócate tumbado cara arriba en un lugar cómodo y sin mucha luz. Comenzar a aflojar cada parte del cuerpo. Es importante seguir cada parte del cuerpo con el pensamiento, siendo consciente de la relajación de esa parte del cuerpo. Es decir, el pensamiento debe estar centrado en la parte del cuerpo que se está aflojando.
Debes estar concentrado en cada parte del cuerpo que relajes, debes soltarla, aflojarla... puedes imaginarte que entra un rayo relajador, que se te cubre el cuerpo de arena de la playa... no sé, lo que más te guste. Lo importante es relajar parte por parte.
A veces se sienten cosas que no sentimos normalmente: que nos hundimos en la cama, que flotamos... todo eso es muy normal.
El orden de relajación es ascendente.
Se comienza con los dedos del pie, siguiendo por el pie, tobillo, antepierna , pierna, cintura, parte baja de la espalda y abdomen, torax, hombros, brazo, antebrazo, mano, dedos, luego se sigue por cuello, boca (procurando que la lengua no esté apoyada al paladar, sino solamente tocando), ojos, rostro y cabeza.
Tanto piernas como brazos, se deben hacer uno por vez. Es importante detenerse en los músculos de la cara, los cuales es normal que estén tensos y pocas veces nos detenemos a relajarlos.
Una vez que se terminó, permanecer en ese estado durante unos minutos, tratando de mantener la relajación en cada una de las partes del cuerpo.

Puedes acompañar la sesión de relajación con música que consiga ese efecto.

Remedio casero para curar el insomnio. Las hojas de naranjo.


Las flores de azahar se utilizan por sus propiedades relajantes. Pero los naranjos, aparte de sus frutos y de sus flores tiene otra parte que pude utilizarse para conseguir un sueño reparador. Son sus hojas.
Se debe de tomar con agua, hervida durante 5 minutos con hojas de naranjo. El sabor es un poco amargo. Por eso se le puede poner un poco de azúcar (a tu gusto)y hierbabuena.
Las hojas de naranjo tiene propiedades sedantes y ligeramente hipnóticas, se puede usar para calmar los nervios, conciliar el sueño, quitar los dolores ...
Osea, posee las mismas propiedades que las flores de azahar, pero con la ventaja que las tenemos a mano todo el año.
Se debe utilizar más cantidades que con las flores de naranjos porque la concentración es menor.

Lo mejor para que haga efecto es tomarlo una media hora antes de irse a dormir. Así sacaremos el máximo beneficios a las propiedades de estas hojas.

Remedio casero para curar el insomnio. Las hojas de amapola.


Los pétalos de amapola poseen una acción sedante que los hace recomendables en caso de insomnio o dolor de muelas.
Es importante saber que de las amapolas sólo se pueden usar los pétalos, nunca los frutos, que contienen gran cantidad de alcaloides y pueden resultar tóxicos. Además, debe evitarse tomar amapola durante el embarazo o la lactancia y no debe suministrarse a niños pequeños.
Ingredientes
1 cucharada de pétalos secos de amapola
1 vaso de agua
Preparación
Llevar el agua a ebullición, retirarla del fuego, añadir los pétalos de amapola y dejarlo reposar unos minutos. Colarlo a continuación.
Uso
Tomar una taza antes de ir a dormir en caso de insomnio o 2 o 3 durante el día en caso de dolor de muelas.

Extraído de la Botica de la abuela.

El insomnio durante la menopausia.


Durante la menopausia o premenopausia puede experimentarse el insomnio. Estos pueden manifestarse de muchas formas incluyendo la dificultad para dormir o despertarse durante la noche.
Los síntomas como los calores, problemas urinarios, ansiedades y los desniveles hormonales no ayudan a conciliar un buen sueño. Otras causas que dificultan el sueño son la aparición de ronquidos o sacudidas musculares.
Estos transtornos del sueños suelen no valorarse con la importancia que tiene. Causan deterioro y empeoran la calidad de vida.
Un remedio natural para el insomnio es tomar, antes de la cena, una tisana hecha con 2 hojas de lechuga fresca, 1 pizca de flores de naranjo y 1 taza de agua. Cuando el agua rompa a hervir, se echan las hierbas y se dejan en ebullición durante 5 minutos.
Y un consejo: si no puede conciliar el sueño en unos 15 minutos, se aconseja levantarse para hacer alguna actividad monótona (como leer un artículo, tejer o zurcir) que lo ayuden a conciliar el sueño. Cuando sienta que vuelve el sueño, regrese a la cama. Si todavía no se puede dormir, es necesario repetir el procedimiento hasta lograrlo el objetivo.

Remedio casero para curar el insomnio.Agua de azahar


Agua de azahar con infusión de hierbabuena
Este remedio para reducir el estrés y el nerviosismo se basa en las propiedades relajantes o sedante de la flor de azahar.
Ingredientes
1 puñado de flor de azahar ½ vaso de agua 2 hojas de hierbabuena 1 vaso de agua
Preparación
Dejar macerando la flor de azahar en el medio vaso de agua durante una jornada entera al sol y al sereno.
A continuación, se prepara una infusión con la hierbabuena y el resto del agua y se le añade el agua de azahar.
Uso
Hay que tomarlo al aire libre, o al menos con la ventana abierta.
En general, sus efectos calmantes ayudan a eliminar molestias causadas por nervios, como cólicos, dolores de cabeza, desmayos y molestias menstruales.
Infusiones con otras hierbas como tilo o manzanilla son conocidas tradicionalmente como remedios contra las molestias estomacales y los dolores de cabeza.

La meditación y el insomnio.


Hay varios estudios que afirman que una manera eficaz y económica de curar o eliminar el insomnio (o por lo menos reducirlo) es meditando.
Cuando uno medita primero debe relajarse profundamente. Debe aliviar todas las tensiones del cuerpo. Las acumuladas durante el día o los días.
Una vez relajados físicamente, debemos empezar a trabajar mentalmente. Para ello existen varios métodos de meditación.
Desde contar hacia atrás, centrarse en las respiraciones, en un punto o en los pensamientos.
Así se consigue reducir la sobreexcitación producida por las tensiones de la vida moderna.
Lo idoneo para ello es practicarlo por la mañana y antes de irse a dormir, y antes de ello realizar ejercicios de Yoga para eliminar la tensión corporal y desbloquear músculos tensionados (facilitando la relajación física). Además, al realizar ejercicios de Yoga, nos deberemos centrar en estos, dejando las tensiones apartadas.

Remedio de la botica para el insomnio.


Para el insomnio, medio vaso de agua templada con 2 cucharadas de vinagre de manzana y 1 cucharada de miel de azahar. Lo tomamos antes de acostarnos.
La sidra, es una bebida apreciada especialmente en el norte de España, procede de una combinación de manzanas amargas, dulces y ácidas cuyo zumo se deja fermentar. Es diurética, digestiva y de muy bajo nivel alcohólico. Con ella se elabora un vinagre excepcional. (estaría bueno ponerse borracho para poder dormir.)
El vinagre de manzana es muy beneficioso para la salud, pues posee una potente combinación de sales minerales, materias orgánicas y ácido acético. Es muy rico en potasio, y también contiene fósforo, cloro, sodio, magnesio, calcio, azufre, hierro y flúor.

Cómo hacer vinagre con sidra:
Si ponemos un globo en el cuello de la botella veremos cómo se va hinchando conforme fermenta la sidra.
A medida que pasan las semanas, observaremos que se va formando una capa superficial en nuestros posos de sidra: es la “madre” del vinagre. A las 5 semanas comprobamos si el vinagre está ya suficientemente ácido; si es necesario, lo vertemos en un recipiente de barro y lo dejamos 2 o 3 semanas más, controlando su nivel de acidez, cubierto con un paño de algodón.
Cuando la acidez es ya suficiente, se cuela con un paño limpio y se le añade un poco de sidra para embotellar. Guardando la “madre” podremos obtener más vinagre siempre que lo necesitemos, con sólo mezclar una porción con sidra nueva.

¿Qué es el insomnio?


Aunque el insomnio únicamente suele concebirse como la dificultad para iniciar el sueño, lo cierto es que la dificultad para dormir puede tomar varias formas:
1-Dificultad para conciliar el sueño al acostarse (insomnio inicial, el más común de los tres)
2-Despertares frecuentes durante la noche (insomnio intermedio)
3-Despertares muy temprano por la mañana, antes de lo planeado (insomnio terminal)
Esto impide la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día.
Varios son los determinantes de este trastorno de sueño. Factores como el estrés, la elevada activación del organismo o la depresión son relevantes. En la actualidad, es frecuente la prescripción de fármacos para el tratamiento a corto plazo del insomnio. Sin embargo, el tratamiento farmacológico no constituye una solución adecuada a mediano y largo plazo, y es preferible evaluar en estos casos el uso de otras técnicas, como la terapia conductual o cognitivo-conductual.
¿Pero por qué se produce?
Esa respuesta mejor que nadie la sabe usted, usted debe saber que es lo que le estresa, lo que le preocupa y como se suele decir "le quita el sueño". En la sociedad actual es fácil estresarse: el trabajo, los pagos, las obligaciones familiares, las pruebas (examenes, entrega de trabajos, inspecciones...) Por tanto, debemos ver las causas que lo producen e intentar no pensar en ellas (un buen truco es: antes de acostarse, repetirse varias veces "Que sueño tengo, mañana no tengo que hacer nada y que bien voy a dormir".
Existen otras causas como las condiciones ambientales (ruido o luz), malos horarios, o el consumo de sustancias excitantes del sistema nervioso (té, café, alcohol, bebidas con cola, tabaco y cualquier otra que provoque dependencia física o por lo menos psicológica)

En horas de insomnio.


EN HORAS DE INSOMNIO.

Me voy de aquí, no quiero más oírme;
de mi voz toda voz suéname a eco,
ya falta así de confesor, si peco
se me escapa el poder arrepentirme.

No hallo fuera de mí en que me afirme
nada de humano y me resulto hueco;
si esta cárcel por otra al fin no trueco
en mi vacío acabaré de hundirme.

Oh triste soledad, la del engaño
de creerse en humana compañía
moviéndose entre espejos, ermitaño.

He ido muriendo hasta llegar al día
en que espejo de espejos, soy me extraño
a mí mismo y descubro no vivía.

Miguel de Unamuno.