Passiflora, un aliado para dormir bien.

Muchas veces, las responsabilidades, el estrés del trabajo, el estrés de la falta de este, los pagos, los problemas amorosos, familiares, etc... nos producen un estado de nerviosismo que puede durar días, semanas e incluso meses. Si continuamos con este nerviosismo, a lo largo del tiempo nos pueden aparecer problemas graves que van desde ataques de ansiedad o depresión hasta problemas coronarios, indigestiones o caída del cabello.

Para recuperarse del desgaste que los nervios producen sobre nuestro organismo, lo ideal es dormir profundamente y sin preocupaciones. Es necesario conseguir un sueño reparador que nos ayude a sentirnos mejor al día siguiente.

Una ayuda para estos insomnios relacionados con el nerviosismo y la ansiedad (el 75% de los casos), es tomar la Pasiflora o Passiflora. Una planta trepadora que podemos encontrar ya preparada en infusiones y comprimidos que conseguirá facilitarnos un mejor descanso.

La passiflora, no actúa como otros sedantes que te dejan con sensación aturdida o con los reflejos lentos. La pasiflora calma el sistema nervioso sobreexcitado por lo que viene fenomenal para los casos de ansiedad.  Si la ansiedad viene acompañada de úlceras o indigestiones, esta planta ayudará a reducir los espasmos musculares y a relajar la musculatura en general.

También sirve para aliviar las molestias del climaterio o del síndrome premenstrual que en algunos casos nos provocan molestias que no nos dejan dormir lo suficiente.

Se deben tomar dos infusiones al día para conseguir dormir bien. Una a media tarde y otra media hora antes de acostarte.



Las contraindicaciones de la passiflora:
No indicado para niños menores de 5 años
No debe tomarse junto con otros medicamentos similares: ansiolíticos, antidepresivos,...

Hipnosis para dormir.

Cuando quitamos las molestias ambientales y los problemas de salud. La única causa que nos queda e impide tener un sueño reparador, es el estrés, las preocupaciones, la presión laboral, familiar, económica, etc... vamos, origen psicológico.

Se cree que el 70% del insomnio es producido por este estrés prolongado y si queremos dormir, o dormir mejor, debemos superarlo.

Primeramente piensa que por no dormir no se van a solucionar los problemas que puedas tener, de hecho sucede lo contrario, muchas veces nos levantamos por la mañana con la solución a nuestros problemas. Esto se debe a que hemos dejado trabajar a nuestro subconsciente en la solución. Por eso debemos cambiar el chip y durante 7 o 8 horas mínimo, olvidarnos de todo. Ya sé que decir esto es más fácil de decir que de hacer, pero siempre podemos echar mano a relajaciones guiadas como la que ya vimos ENLACE, o a sesiones de hipnosis para dormir.

De algunas que he visto (y que me han producido mucho sueño), os dejo un vídeo de hipnosis para dormir que he elegido por su sencillez, por la voz y porque lo encuentro ideal. Espero os ayude... ya comentáis que tal...

La melatonina para dormir.

La melatonina es una hormona que produce nuestro cuerpo de forma natural y que se relaciona directamente con los ciclo de sueño y vigilia. Se produce en la glándula pineal que es regulada por el hipotálamo, y se vierte al torrente sanguíneo cuando se reduce la cantidad de luz solar, teniendo que ver con los ritmos circadianos ycontrolando las fluctuaciones de temperatura, frecuencia cardiaca y presión arterial, ajustando estas a la nueva fase del sueño.

Cuando se reduce la luz solar, nuestro cuerpo aumenta la cantidad de melatonina. Pero en la vida moderna, las luces artificiales y el ritmo ajetreado de la vida desajusta los ciclos hormonales, impidiendo que la melatonina realice sus funciones.

Para aprovechar las propiedades de la melatonina, podemos buscar suplementos en herboristerías o en farmacias. Pero también existen alimentos que nos aportan melatonina, como en el arroz, maíz, plátano, nueces o la avena.

Por cierto, seguramente os habreis fijado que con la edad, las personas cada vez necesitamos dormir menos y muchas personas ya mayores duermen 5 o 6 horas y tienen suficiente. Esto se debe a que con los años, se va reduciendo la producción de hormonas, entre ellas la melatonina. La hormona del sueño.

Tila o tilo.

Esta planta es un remedio natural muy eficaz para tratar los problemas de insomnio cuando este es producido por nerviosismo, que es el 90% de las veces.
Es una planta muy común, y sus propiedades son muy valoradas entre aquellos que hemos sufrido un poco de insomnio: es un calmante, relajante y somnífero. Además, si tienes algún dolor, la Tila tiene un efecto analgésico que nos reducirá la molestia.

Lo ideal es tomar las flores en infusión, aunque las hojas también sirven. Podéis también comprar bolsitas ya preparadas.
Si vas a hacer tú la infusión, debes añadir una cucharada por vaso. Lo llevas a punto de ebullición y hechas la Tila, después retiras y cuelas... Puedes endulzar con azúcar moreno. Pero es mejor con miel de azahar.

Puedes tomar una infusión antes de acostarte. y como no existen riesgos de toxicidad, puedes tomar más a medida que avanza el día. Ten en cuenta que si te bebes por ejemplo dos tazas antes de irte a dormir, es muy probable que te entren ganas de ir al baño a media noche.


Luz natural, artificial y insomnio.

Ya vimos en otra entrada cómo afectaba el cambio de hora a los problemas de insomnio. Cómo después de estos cambio de horas, incluyendo los cambios de horarios laborales, era posible que durante los 2 o 3 días siguientes, nos podía costar conciliar el sueño y encontrarnos descansados al día siguiente. ENLACE.

Y todo esto es debido a la luz y a nuestro ciclo biológico. Ahora lo explicaremos. Pero antes de nada, recomendar que si tenéis problemas de insomnio, conviene que 2 o 3 horas antes de irse adormir, reduzcáis la cantidad de luz y , en cambio, por el día aumentéis la exposición a la luz diurna. Una hora antes de acostarse apagar la televisión si es de leds. A no ser que te ayude a dormir.

La luz solar, que es cuando mayor cantidad de luz hay, activa ciertos procesos fisiológicos que son la primera pieza del ciclo vigilia y ensueño. Del mismo modo que no puedes inhalar sin antes haber exhalado, no tienes sueño si antes no has estado bien despierto. Y esto lo hace la luz.

La luz ayuda a regular los niveles hormonales y los ritmos circadianos. La visión se desarrolló por la necesidad de saber si es de día o de noche. Para diferenciarla, los receptores sensibles a la luz en nuestros ojos, la melanopsina, sintonizan nuestro ciclo de sueño-vigilia para que coincida con el día de 24 horas. Estos ciclos se están viendo alterados por la iluminación artificial, sobre todo por un tipo de iluminación artificial que se está expandiendo: el tipo LED, que tiene un pico azul muy elevado.

Leer artículo sobre el LED azul.